• 622766949

Las visitas online de pérdida de peso FUNCIONAN: 2 Testimonios!

Visitas online adelgazar

Lo normal será que nos presentemos primero, creo yo. Nuestros nombres son Juanjo y Carmen, y como muchas otras personas siempre hemos tenido problemas de sobrepeso.

Siempre hemos dado mil vueltas y mil excusas al motivo de nuestro problema: no tenemos tiempo para cocinar, no nos da la vida para salir a andar, el trabajo me cansa demasiado…. Creo que muchas de estas excusas no será la primera vez que las oigas, es más, pienso que alguna la habrás dicho hoy mismo.

El detonante de todo. Dejando las excusas a un lado

A pesar de ser dos personas jóvenes y, pensábamos que activas, nunca nos habíamos dado cuenta de lo que el sobrepeso nos estaba perjudicando en nuestro día a día. Yo, por ejemplo, siempre había trabajado en una fábrica y me “mantenía” pero desde que me convertí en mi propio jefe ese mantenimiento paso a ser acomodamiento. Engorde en proporción a los problemas que tienes al montar tu empresa. Mi novia, por el contrario, hizo el camino inverso.

Empezaron los problemas derivados del sobrepeso: me canso demasiado, este pantalón el invierno pasado me venia y ahora no sube por la pierna, incluso empezamos a tener problema con tensión arterial.

Volvíamos a la fase de autoengaño. Esta fase no acaba nunca y tiene excusas para ello, pero el problema estaba latente. Empezábamos a tener un severo problema de sobrepeso y apenas teníamos 35 años…. Quizás el momento en que todo cambio fue cuando en una visita al endocrino de la seguridad social (si, aunque no lo creáis también existen), que tras ver a mi novia lo único que salió por su boca fue una operación para reducir el estómago. En ese momento tu bombilla, centrada en las excusas, se ilumina. Si este señor habla SOLO de operación es que esto es grave.

La importancia de saber a quien elegir

Obviamente, la respuesta al maravilloso médico fue negativa. No dudo de su capacidad y gracias a lo escueto del remedio, sólo operarse, nos dimos cuenta de que el problema era grave.

No he dicho de que trabajo, soy consultor SEO. Así que por mi trabajo conozco a un montón de empresas y casualmente tenia un cliente nutricionista. Además, parecía que era muy buena en su trabajo, pero solo había un problema, nosotros somos de Valencia y ella está en Barcelona.

Como mucha gente con sobrepeso, alguna vez hemos ido a un dietista-nutricionista. Nuestra experiencia se basaba en ir una vez cada 15-20 días, que nos aplaudiera si perdíamos peso o nos riñera si lo ganábamos, nos entregará un papel con lo que teníamos que comer cada día hasta la próxima visita y a casa a hacer los deberes. Como sabréis, esto acaba cansando porque cada semana comes lo mismo. Resultado, te aburres y vuelves a pedir una pizza…

Siguiendo con nuestro problema, me puse en contacto con Marta. Hasta ese momento, nuestra relación era telefónica, email y un congreso en el que coincidimos. Como digo tenía mis reticencias a trabajar de forma online. Si, un SEO que no se fía del trabajo online…. Pero venía marcado por mis experiencias anteriores.

La mecánica que me propone es simple. Una primera visita por videoconferencia, nos vemos, nos pesamos y ella empieza su magia. Por supuesto lo hablo con mi novia y decidimos probar. Menos mal que decidimos probar….

Que bueno es saber comer

Como decía, la mecánica de trabajar con una nutricionista online como Marta es muy sencilla, tanto que incluso da miedo.

Una primera visita donde ponemos todo el problema encima de la mesa: que comes, como comes, cuanto mides, cuanto pesas…. Cuando acabas de decir todo esto te vienes abajo. Ahí es cuando te acuerdas de todas las excusas que tu maldito cerebro ponía.

Levantas la vista, pensando que la persona que no te conoce de nada estará con cara de psicópata a puntito de echarte la bronca de tu vida y no, simplemente está Marta con su sonrisa característica apuntando.

En ese momento empieza, como he dicho, la magia de Marta. Nos habla de calorías, hidratos de carbono, comidas, cenas, pautas…. Yo al principio la escuchaba sin prestar atención porque pensaba que me iba a entregar esa hojita con “deberes”. Pero no.

Marta, lo primero que hace, es enseñarte a comer. Enseñarte la diferencia entre comer bien y comer mal. No entramos en cocinar, ni en comida rápida, ni nada. Otra cosa maravillosa y que la diferencia de otros dietistas es su adaptación. Mi novia trabaja a turnos y lo primero que ha hecho Marta con ella es concienciarla de como debe comer en función del turno que le toca.

Marta, lo primero que hace, es enseñarte a comer. Enseñarte la diferencia entre comer bien y comer mal

Por cierto, del papel con deberes ni rastro. Nos toca pensar que nos cocinamos.

Nuestra dietista online preferida

Llegados a este punto y con la teoría aprendida, nos toca ponernos a currar. Marta no entrega una hoja con lo que tienes que comer cada día y a cada hora, te da pautas de alimentación.

Esto provoca que dos semanas nunca sean iguales y por lo tanto el factor aburrimiento desaparece. Hasta ahora, siempre que había estado a dieta, tenia dos problemas: aburrimiento y hambre.

El primero desaparece porque nosotros decidimos, siempre apoyándonos en ella. Cada vez que queremos probar un alimento nuevo o tenemos dudas, lo apuntamos y en la siguiente visita online lo hablamos. Ella nos recomienda si es bueno o no y como introducirlo.

Por cierto, no lo he dicho, pero cada 7 ó 14 días aproximadamente hacemos una videollamada para controlar la evolución e introducir ciertas modificaciones en función de como estamos.

En cuanto al hambre, tengo que decir que no paso nada de hambre. Siempre me he considerado tragón, para que mentir, pero ella siempre tiene el remedio para que acabe saciado sin comer lo que no debo.

Los resultados mandan

Hoy en día, no me planteo ni siquiera dejar de hablar con Marta cada semana o como mucho cada dos. Para que os hagáis una idea teníamos que perder entre 30 y 40 kilos cada uno para estar en nuestro peso ideal.

Es un proceso duro y largo, no hay dieta milagro, ni sistema que te permita perder 7 kilos en 7 días. Ella fue muy clara, al principio es más rápido, pero después entre medio kilo y un kilo por semana. Y esto tiene un motivo, lo que rápido se pierde rápido se gana. Hay que evitar el efecto rebote que todos tenemos al dejar una dieta. Os daréis cuenta de que ya hablo con un profesional del sector.

Como digo llevamos desde mayo y os puedo decir los resultados. Yo he perdido el 70% del peso necesario y mi novia casi el 75%. Por medio han estado el verano con la cervecita al sol, las Navidades con los turrones, varios viajes, cumpleaños y todo tipo de celebraciones varias.

Nosotros seguimos haciendo la visita rigurosa cada 7 ó 14 días. Siempre de forma online.

Además, ya no sólo hablamos de peso. Hablamos de felicidad. Es maravilloso que te digan que has perdido mucho peso o que un amigo al que no habías visto desde hace mucho te de la enhorabuena por lo que estás haciendo. Nos han llegado a preguntar si nos pasaba algo….

El cambio en tu modo de vida

Ahora mismo, no sólo comemos bien, sino que además nos vemos bien. A mi no me importa ponerme una camisa un poco mas entallada (tampoco nos volvamos locos ahora) o ponerme un suéter que no parezca un saco. Mi novia se compra vestidos y la verdad es que su cambio ha sido espectacular.

Nos hemos apuntado a un gimnasio donde somos capaces de aguantar una hora y media haciendo todo tipo de ejercicios y al que procuramos ir mínimo dos veces por semana. Hemos cambiado el dinero de pizzas mensuales por la matrícula del gimnasio. Las pizzas nos las hacemos nosotros siguiendo indicaciones de Marta.

Además, los días que no vamos al gimnasio o no nos apetece, salimos a caminar de forma fuerte y aprovechamos el tiempo que hace en Valencia. Vamos a Decathlon a comprar ropa de deporte y todo.

En mayo no pensé que siguiendo las indicaciones de una dietista online conseguiríamos todos estos cambios. Pero los resultados están y son palpables. He pasado de 113 kilos a 92 kilos. Mi peso ideal está entre 80 y 85 kilos. Mi novia empezó en 120 y está en 93 kilos. No tenemos miedo a decirlo porque sabemos que ahora podemos conseguirlo.

Por favor, que no te engañen

Siempre había oído experiencias de gente con dietas milagrosas y que había perdido peso sin darse cuenta. Es mentira.

Nosotros nos hemos puesto en contacto con una profesional. Nos controla de forma remota como mucho cada 14 días y nos ayuda a superar los baches que podamos tener. Siempre que tenemos una duda, la apuntamos y la consultamos en la próxima reunión.

Siempre había oído experiencias de gente con dietas milagrosas y que había perdido peso sin darse cuenta. Es mentira

La diferencia entre estar delante de ella o a través de la pantalla es esa, una pantalla. Nosotros siempre habíamos ido a nutricionistas presencialmente y ella, de forma online, nos ha sabido sacar mucho más partido que los demás. Eso se consigue porque ella es profesional y nosotros necesitamos un profesional.

Es un camino duro, largo, pesado y a veces ingrato. Pero cuando meses después ves los resultados en un espejo, te pruebas un pantalón 2 y 3 tallas menos, le quitas X a las camisetas y lo dejas sólo en una o a veces ni eso, en ese momento todo vale la pena.

Mi novia ha cancelado la visita con el endocrino de la seguridad social. Bendita visita que nos hizo darnos cuenta del problema. Pero sobre todo gracias a Marta, nuestra nutricionista online, por enseñarnos a comer y a cuidar nuestro cuerpo.

En el momento de escribir estas líneas estamos siendo golpeados por un ser diminuto e invisible que está llevando nuestra sociedad al límite. Llevamos ahora mismo más de 2 semanas de confinamiento y esto no parece que vaya a terminar pronto. Ahora, aparte de cuidar la salud mental y física es importante que cuidemos la alimentación.

Nosotros ya hemos programado visita con Marta para que nos ayude con la alimentación en el confinamiento por el maldito COVID-19. Esa es otra de las ventajas de tenerla como nutricionista online. No necesitamos contacto físico para que nos ayude por lo que nuestras visitas no se pierden.

Seguimos luchando!

Ayúdame a difundirlo

Author: Marta Abardia

Soy Nutricionista – Dietista en Barcelona. Tengo 19 años de experiencia como profesional. Pienso que mi trabajo no es sólo calcular una dieta o saber que contienen los alimentos. Mi labor es transmitir y acompañar a mis pacientes para conseguir un cambio de hábitos alimentarios.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*